San Juan

Ayuntamiento de Barakaldo

Nada mejor que un buen fuego purificador al año para deshacerse de rutinas, prejuicios e ideas preconcebidas y que de sus cenizas brote de nuevo la creatividad. Por supuesto, las vacaciones también ayudan 😉